Lunes a Miércoles de 13:00 a 20:00 | Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00

Con el festejo cada vez más popular de Halloween a la vuelta de la esquina, la mayoría de los niños esperan ansiosamente el fácil acceso a chuches y golosinas, incluso los adultos.

Por eso, cuando se trata de los dientes y el azúcar, el tiempo es esencial, y no todas las golosinas son igual de tenebrosas.

Las golosinas masticables y los caramelos duros son particularmente dañinos; porque permanecen un tiempo prolongado pegados a los dientes y son más difíciles de romper. Los dulces como el chocolate que se disuelven rápidamente en la boca y pueden comerse fácilmente disminuyen la cantidad de tiempo que el azúcar permanece en contacto con los dientes.

Desde Clínica dental Gustavo Ojeda, te damos algunos #consejos para que puedas disfrutar de esta festividad junto a los más peques de la casa:

Con moderación y estos consejos, podremos disfrutar de Halloween, causando un daño mínimo a nuestros dientes.

Comparte esto: